Libertad en el Mundo 2018: Democracia en Crisis

Washington

Para ver el informe, haga clic aquí.

La democracia está bajo amenaza y en retroceso en todo el mundo, según Freedom in the World 2018, la última edición del informe anual sobre derechos políticos y libertades civiles, publicado hoy por Freedom House. Esta crisis se ha intensificado a medida que los estándares democráticos de América se erosionan.

Este  informe encuentra que el  2017 fue el doceavo año consecutivo donde hubo un declive de la libertad mundial. Setenta y un países sufrieron disminuciones en los derechos políticos y las libertades civiles en 2017, con solo 35 mejoras registradas. Estados que alguna vez fueron prometedores, como Turquía, Venezuela, Polonia y Túnez, se encuentran entre los que experimentaban declive en los estándares democráticos. La reciente apertura democrática en Myanmar fue permanentemente afectada por una campaña de depuración étnica contra la minoría Rohingya.

“La democracia está enfrentando su crisis más grave en décadas,” dijo Michael J. Abromowitz, presidente de Freedom House, “Los principios básicos de la democracia – incluyendo las garantías de elecciones libres y justas, los derechos de las minorías, la libertad de prensa y el estado de derecho – están bajo asedio alrededor del mundo.”

La libertad en el mundo 2018 reporta cómo China y Rusia han aprovechado el retroceso de  las principales democracias para aumentar la represión en estos países y exportar su mala influencia otros países. Para mantener su poder, estos regímenes autocráticos están traspasando sus fronteras y trabajando para sofocar el debate abierto, perseguir a los disidentes, y perjudicar  instituciones legales.

Un gran desarrollo del 2017 fue el  retiro de los Estados Unidos como principal defensor y ejemplo de democracia en el mundo. Mientras Freedom House ha notado un lento deterioro de los derechos políticos y las libertades civiles en los Estados Unidos durante los últimos siete años, la caída se aceleró en 2017, debido a la creciente evidencia de interferencia rusa en las elecciones de 2016, violaciones de estándares éticos básicos por parte de la nueva administración, y una reducción en la transparencia gubernamental.

Aunque las instituciones estadounidenses como la prensa y el poder judicial se han mantenido fuertes frente a los ataques sin precedentes del presidente Trump, estos constantes ataques podrían finalmente debilitarlos, afectando gravemente la democracia estadounidense y el rol de los Estados Unidos en el mundo. Entre tanto, la tradicional designación de los Estados Unidos como  el principal defensor de la democracia crea una profunda preocupación y posiblemente ocasione consecuencias en la lucha  contra los actores autoritarios y sus ideas dañinas.

"Las instituciones bases de la democracia estadounidense están siendo perjudicadas por una administración que ha tratado con desdén los controles y equilibrios tradicionales del país ", dijo Abramowitz.

"La administración de Trump ha quebrantado el consenso político que se ha mantenido durante los  últimos 70 años, dejando a un lado a la democracia, que ha sido la fuerza que anima la política exterior estadounidense", agregó Abramowitz. “El retiro acelerado de los Estados Unidos de su rol histórico como principal defensor de la democracia en el mundo hace más poderosos a los regímenes autoritarios.”

Otro acontecimiento significativo, Turquía pasó de Parcialmente Libre a No Libre cuando el Presidente Recep Tayyip Erdoğan incrementó e intensificó la represión contra presuntos opositores después de un fallido intento de golpe de estado  en el año 2016, que ocasiono consecuencias nefastas para los ciudadanos turcos.

Desde que inicio el declive de 12 años en 2006, 113 países han sufrido declives, y solo 62 países han experimentado una mejora neta.

CONCLUSIONES GLOBALES CLAVES:

  • De los 195 países evaluados, 88 (45 por ciento) fueron calificados como Libres, 58 (30 por ciento) Parcialmente Libres y 49 (25 por ciento) No Libres.
  • En los Estados Unidos se vieron declives en sus derechos políticos debido a:
    • Incrementada evidencia de la interferencia rusa en la campaña electoral de 2016, y la falta de acción por parte de la administración Trump para condenar o evitar que vuelva a ocurrir tal intromisión.
    • Violaciones de estándares éticos básicos por parte de la nueva administración, incluyendo la incapacidad del presidente de deshacerse de su imperio empresarial, el nombramiento de miembros de su familia como asesores sénior y miembros del gabinete y otros altos funcionarios a pesar de aparentes conflictos de interés.
    • Disminución de la transparencia gubernamental, incluyendo un patrón inusual de declaraciones falsas por parte de la administración, la omisión del presidente de divulgar información básica como sus datos impositivos personales, políticas y otras decisiones tomadas sin la participación significativa de las agencias y funcionarios relevantes, y la eliminación de información sobre cuestiones de interés público de sitios web gubernamentales por razones políticas o ideológicas
  • Estados corruptos y represivos como Arabia Saudita, Irán, Venezuela y Corea del Norte ponen en peligro la estabilidad global al perpetuar los conflictos regionales de larga data, alimentando las crisis humanitarias y, en el caso de Corea del Norte, expandiendo rápidamente su arsenal nuclear.
  • Las graves disminuciones democráticas en Túnez en 2017 amenazaron al único país Libre en el mundo árabe y quien fue el único país de la Primavera Árabe de 2011.
  • La renuncia forzada bajo la presión militar del presidente electo Robert Mugabe llevó a Zimbabue a pasar del umbral de Parcialmente Libre a No Libre.
  • La campaña de limpieza étnica de Myanmar en 2017 demostró la naturaleza imperfecta de la apertura democrática limitada del país, que la comunidad internacional aplaudió desde 2010.

LO PEOR DE LO PEOR

  • De los 49 países asignados como No Libres, los siguientes 12 tienen los puntajes agregados más bajos para los derechos políticos y las libertades civiles, obteniendo menos de 10 puntos en una escala de 100 puntos (comenzando por el menos libre): Siria, Sudán del Sur, Eritrea , Corea del Norte, Turkmenistán, Guinea Ecuatorial, Arabia Saudita, Somalia, Uzbekistán, Sudán, República Centroafricana y Libia.

CONCLUSIONES REGIONALES CLAVES:

América

  • Bajo el nuevo presidente, Lenín Moreno, Ecuador se alejó inesperadamente de un régimen represivo, aliviando la presión sobre los medios, promoviendo un mayor compromiso con la sociedad civil y apoyando esfuerzos contra la corrupción.
  • La democracia en México se ha visto sacudida por las nuevas revelaciones de una amplia vigilancia estatal dirigida a periodistas y activistas de la sociedad civil que amenazaron con denunciar la corrupción gubernamental y otros delitos.

Asia

  • Los decadentes derechos políticos de Hong Kong recibieron otro golpe cuando cuatro legisladores defensores de la democracia fueron expulsados ​​del poder legislativo, los líderes de opsicion fueron sentenciados a prisión y las autoridades pro-Beijing intentaron acabar con un movimiento por la autodeterminación local.
  • El liderazgo del Partido Comunista en Beijing continuó expandiendo su influencia internacional por el fortalecimiento de un aparato de propaganda y censura con alcance global. Utilizó lazos económicos para influir en democracias como Australia y Nueva Zelanda, obligó a varios países a repatriar ciudadanos chinos que buscaban refugio en el extranjero, y brindó apoyo diplomático y material a gobiernos represivos del sudeste Asiático a África.
  • Las esperanzas de democracia en Camboya se desvanecieron cuando el primer ministro Hun Sen lidero una represión decisiva contra la atribulada oposición y la prensa.
  • Nepal celebró sus primeras elecciones nacionales, regionales y locales bajo una nueva constitución, con una alta participación electoral a pesar de algunos informes de violencia.

Eurasia

  • La Rusia de Vladimir Putin demostró la creciente sofisticación y alcance de los regímenes autoritarios modernos. Organizó campañas de desinformación durante las elecciones en las democracias europeas, cultivó vínculos con los partidos políticos xenófobos en todo el continente, amenazó a sus vecinos más cercanos y sirvió como una fuente alternativa de ayuda militar para las dictaduras del Medio Oriente. Un objetivo central de estos esfuerzos fue desarticular estados democráticos y fracturar las instituciones que los unen.
  • Rodeada de vecinos con dictadores arraigados, Uzbekistán generó un optimismo cauteloso cuando su nueva administración, formada después de la muerte del autócrata Islam Karimov, puso fin a algunas formas de trabajo forzoso y otorgó un espacio nuevo, pero limitado, a la sociedad civil.

Europa

  • En Hungría y Polonia, los líderes populistas continuaron consolidando el poder, difamando a la oposición en los medios públicos y aprobando leyes diseñadas para frenar a la sociedad civil. El partido gobernante de Polonia también siguió adelante con un alarmante esfuerzo por consilidar el control político sobre el poder judicial.
  • Las repercusiones de la crisis de refugiados de 2015-2016 siguieron alimentando el surgimiento de partidos xenófobos y de extrema derecha, que ganaron terreno en las elecciones de Francia, Alemania, los Países Bajos y Austria.
  • En Serbia, la tolerancia de los líderes de la UE con las tendencias autoritarias del presidente Aleksandar Vučić le permitió dejar de lado a la oposición y socavar lo que queda de los medios independientes del país.

Oriente Medio y África del Norte

  • Libia cayó en la categoría Peor de lo Peor ya que las disputas entre autoridades rivales en el este y oeste del país provocaron parálisis política. Los informes de los mercados de esclavos modernos se sumaron a otros abusos contra refugiados y migrantes varados en campos de detención dirigidos por milicias.
  • En Arabia Saudita, el Príncipe Heredero Mohammed bin Salman anunció planes para reformas sociales y económicas, pero también presidió cientos de arrestos arbitrarios y movimientos agresivos contra posibles rivales. Él no mostró inclinación por abrir el sistema político.

África Sub-sahariana

  • La salida forzada del presidente Robert Mugabe a fines de 2017 dejó incierto el futuro de la democracia en Zimbabwe, dado que su sucesor fue un miembro clave del régimen represivo de Mugabe.
  • Aunque la Corte Suprema de Kenya inicialmente recibió grandes elogios por anular los resultados de lo que consideró una elección presidencial fraudulenta, la victoria final del presidente Uhuru Kenyatta,  en la repetición de las elecciones,  se vio empañada por la falta de reformas electorales sustantivas, incidentes de violencia política y un boicot por el principal candidato de la oposición.
  • En Tanzania, el gobierno del presidente John Magufuli intensificó la represión de la disidencia, detuvo a políticos de la oposición, cerró los medios de comunicación y arrestó a ciudadanos por publicar puntos de vista críticos en las redes sociales.
  • Gambia obtuvo una de las mayores mejoras hasta la fecha en Freedom in the World. El estado de África Occidental pasó de No Libre a Parcialmente Libre luego de que el ex dictador Yahya Jammeh, bajo presión internacional, finalmente concedió al presidente electo Adama Barrow, lo que condujo a elecciones legislativas exitosas, el regreso de periodistas y activistas exiliados, y la liberación de presos políticos.

PAÍSES A OBSERVAR EN 2018:

Los siguientes países se encuentran entre aquellos que pueden experimentar desarrollos importantes en el próximo año y merecen un escrutinio especial.

  • Las alianzas de oposición se cristalizan antes de las elecciones parlamentarias de Afganistán, atrasados, pero los preparativos para las urnas han faltado, y no está claro si se llevarán a cabo según lo planeado en 2018.
  • El recientemente elegido presidente João Lourenço de Angola actuó para debilitar el control de la familia de su predecesor en 2017, pero queda por ver si hará un esfuerzo serio para frenar la corrupción endémica o aliviar las restricciones a la política, los medios y la sociedad civil.
  • El gobernante del partido Sueño Georgiano recientemente presionó a través de enmiendas constitucionales en Georgia que, combinadas con el respaldo financiero de su solitario patrón multimillonario, harán aún más improbable un desafío efectivo por parte de la fracturada oposición en elecciones futuras, consolidando el control del partido para los próximos años.
  • La mejora de la seguridad en Iraq ha permitido la competencia entre los nuevos partidos y candidatos antes de las elecciones de 2018, que pondrán a prueba la resistencia del sistema político del país.
  • Un gobierno democráticamente elegido y con inclusión étnica en Macedonia está buscando erradicar la corrupción y otros abusos sistémicos que empeoraron bajo su predecesora plagada de escándalos.
  • Las elecciones generales de julio de 2018 en México servirán como un referéndum sobre una administración que no ha logrado frenar la violencia desenfrenada y la corrupción, y se ha vuelto cada vez más hostil hacia los medios independientes y los activistas de la sociedad civil.
  • El polémico programa de reformas del príncipe heredero Mohammed bin Salman en Arabia Saudita probablemente causará aún más revueltas en el gobierno y la sociedad, ya que los pequeños avances en las libertades sociales y los esfuerzos por atraer inversores extranjeros van de la mano con intentos de sofocar la disidencia y luchar contra los opositores percibidos.
  • Bajo nuevo liderazgo, el Congreso Nacional Africano de Sudáfrica estará bajo presión para limpiar su imagen, empañada por la corrupción vinculada al presidente Jacob Zuma, antes de las elecciones generales de 2019.
  • Los medios de comunicación y el poder judicial en los Estados Unidos -ambos de los cuales tienen una larga historia de independencia- se enfrentan a una fuerte presión de la administración Trump, cuyos ataques amenazan con socavar su legitimidad.
  • El nuevo gobierno de Uzbekistán ha dado pasos tentativos hacia una mayor apertura y compromiso internacional, pero un cambio duradero en uno de los sistemas políticos más represivos requerirá una atención internacional sostenida y el apoyo a las voces independientes en los medios de comunicación y la sociedad civil del país.

 

Para ver el resumen de los hallazgos, consulte el informe aquí: www.freedomintheworld.org.

Freedom House es una organización de vigilancia independiente que apoya el cambio democrático, supervisa el estado de la libertad en todo el mundo y aboga por la democracia y los derechos humanos.

Únase a nosotros en Facebook y Twitter (@FreedomHouseDC) y manténgase al día con las últimas noticias y eventos de Freedom House suscribiéndose a nuestro boletín informativo.

Freedom House is an independent watchdog organization that supports democratic change, monitors the status of freedom around the world, and advocates for democracy and human rights.

Join us on Facebook and Twitter (freedomhouse). Stay up to date with Freedom House by checking out our latest news and events.