Libertad en la Red 2017: Manipulación de redes sociales para socavar la democracia

Washington

Muchos gobiernos alrededor del mundo están aumentando drásticamente sus esfuerzos para manipular la información en las redes sociales, amenazando la noción de que la internet es una tecnología liberadora, según Freedom on the Net 2017, la última edición de la evaluación anual, país por país, de libertad en línea, publicado hoy por Freedom House.

Las tácticas de manipulación y desinformación en línea desempeñaron un papel importante en las elecciones en al menos 18 países el año pasado, incluido Estados Unidos, lo que dañó la capacidad de los ciudadanos de elegir sus líderes sobre la base de noticias objetivas y debates auténticos. La manipulación del contenido en línea contribuyó a un séptimo año consecutivo de disminución general de la libertad en línea, junto a un aumento de las interrupciones del servicio de internet móvil y un aumento de los ataques físicos y técnicos contra los defensores de derechos humanos y medios independientes.

“El uso de comentaristas pagados y bots políticos para difundir propaganda gubernamental fue iniciado por China y Rusia, pero ahora se ha vuelto global", dijo Michael J. Abramowitz, presidente de Freedom House. "Los efectos de estas técnicas de difusión rápida sobre la democracia y el activismo cívico son potencialmente devastadores”.

“Los gobiernos están usando las redes sociales para reprimir la disidencia y promover una agenda antidemocrática", dijo Sanja Kelly, directora del proyecto Freedom on the Net. “No solo es difícil detectar esta manipulación, sino que es más difícil de combatir que otros tipos de censura, como el bloqueo de sitios web, porque está dispersa y debido a la gran cantidad de personas y bots desplegados para hacerlo”.

“La fabricación de apoyo popular en las redes sociales para las políticas gubernamentales crea un circuito cerrado en el que el régimen esencialmente se respalda a sí mismo, dejando afuera a grupos independientes y ciudadanos comunes”, dijo Kelly.

Freedom on the Net 2017 evalúa la libertad en internet en 65 países, lo que representa el 87 por ciento de los usuarios de internet en todo el mundo. El informe se centra principalmente en desarrollos que ocurrieron entre junio de 2016 y mayo de 2017, aunque también se incluyen algunos eventos más recientes.

Los gobiernos de un total de 30 países desplegaron alguna forma de manipulación para distorsionar la información en línea, un aumento de los 23 del año anterior. Los comentaristas pagados, trolls, bots, sitios de noticias falsas y medios de propaganda fueron algunas de las técnicas utilizadas por los líderes para inflar su apoyo popular y esencialmente avalarse ellos mismos.

En Filipinas, los miembros de un "ejército de teclados" tienen la tarea de aumentar la impresión de un amplio apoyo a la brutal represión del gobierno contra el narcotráfico. En Turquía, aparentemente, 6.000 personas han sido alistadas por el partido gobernante para contrarrestar a los oponentes del gobierno en las redes sociales.

La mayoría de los gobiernos se enfocaron en la opinión pública dentro de sus propias fronteras pero otros buscaron expandir sus intereses en el extranjero, ejemplificado por una campaña de desinformación rusa para influir las elecciones estadounidenses. Las noticias falsas y la persecución agresiva de periodistas tanto durante como después de las elecciones presidenciales contribuyeron a una disminución del puntaje en el entorno generalmente libre de los Estados Unidos.

Los gobiernos de al menos 14 países restringieron la libertad en línea en un intento de abordar la manipulación de contenido. Las autoridades ucranianas, por ejemplo, bloquearon servicios basados ​​en Rusia, incluyendo la red social y motor de búsqueda más utilizados del país, luego de que agentes rusos inundaron las redes sociales con noticias inventadas que promovían la narrativa del Kremlin.

“Cuando se trata de combatir la manipulación en línea desde el exterior, es importante que los países no se sobrepasen", dijo Kelly. "La solución a la manipulación y desinformación no radica en censurar sitios web sino en enseñar a los ciudadanos a detectar noticias y comentarios falsos. Las democracias deberían garantizar que la fuente de publicidad política sea al menos tan transparente en línea como en otros medios”.

Por tercer año consecutivo, China fue el peor abusador de la libertad en internet en el mundo, seguido por Siria y Etiopía. En Etiopía, el gobierno cerró las redes móviles por casi dos meses como parte del estado de emergencia declarado en octubre de 2016, en medio de grandes protestas antigubernamentales.

Menos de una cuarta parte de los usuarios de internet del mundo reside en países donde la internet se designa como “libre”, lo que significa que no existen grandes obstáculos para el acceso, restricciones onerosas de contenido o violaciones graves de los derechos de los usuarios como vigilancia sin control o repercusiones injustas por el discurso legítimo.

IMPORTANTES HALLAZGOS GLOBALES:

  • Los gobiernos manipularon las redes sociales para socavar la democracia: los gobiernos en 30 de los 65 países evaluados intentaron controlar las discusiones en línea. La práctica se ha extendido significativamente y se ha vuelto más técnicamente sofisticada en los últimos años.
  • Los censores estatales se enfocaron en la conectividad móvil: un número creciente de gobiernos ha restringido el servicio de internet móvil por razones políticas o de seguridad. La mitad de todos los cierres de internet en el último año fueron específicamente para la conectividad móvil y la mayoría de los otros afectaron el servicio móvil y de línea fija simultáneamente. La mayoría de las paradas móviles ocurrieron en áreas pobladas por minorías étnicas o religiosas, como las áreas tibetanas en China y las áreas de Oromo en Etiopía.
  • Más videos en vivo restringidos: cuando el video en vivo ganó popularidad con el surgimiento de plataformas como Facebook Live y Live Stories de Snapchat, los usuarios de internet enfrentaron restricciones o ataques de transmisión en vivo en al menos nueve países. Muchas de estas restricciones se hicieron para evitar la transmisión en vivo de protestas antigubernamentales. Países como Bielorrusia interrumpieron la conectividad móvil para evitar que las imágenes en vivo lleguen a una audiencia masiva.
  • Se incrementaron los ataques técnicos contra los medios de comunicación, la oposición y los defensores de los derechos: se documentaron ataques cibernéticos contra los críticos del gobierno en 34 de los 65 países. Muchos gobiernos tomaron medidas adicionales para restringir el cifrado, dejando a los ciudadanos más expuestos.
  • Nuevas restricciones en las redes privadas virtuales (VPN): 14 países comenzaron a restringir herramientas utilizadas para eludir la censura y seis países introdujeron nuevas restricciones, ya sean prohibiciones legales o bloqueos técnicos en sitios web VPN o tráfico de red.
  • Los ataques físicos contra cibernautas y periodistas en línea se expandieron dramáticamente: el número de países que presentaron represalias físicas por el discurso en línea aumentó en un 50 por ciento en el último año, de 20 a 30 de los países evaluados. En ocho países, hubo personas asesinadas por su expresión en línea. En Jordania, un caricaturista cristiano fue asesinado por burlarse de la visión del paraíso de los militantes islamistas, mientras que en Myanmar, un periodista fue asesinado tras publicar en Facebook notas sobre una presunta corrupción.
  • Desde junio de 2016, 32 de los 65 países evaluados en el reporte Freedom on the Net 2017 se deterioraron. Las disminuciones más notables se documentaron en Ucrania, Egipto y Turquía.

IMPORTANTES HALLAZGOS EN AMÉRICA LATINA:

Las redes sociales se han convertido cada vez más en una herramienta de movilización política en muchos países de América Latina, pero los intentos de los gobiernos de ejercer control sobre las voces críticas en línea fueron responsables por cuatro descensos, de los siete países de la región analizados en este informe.

  • El entorno de libertad en línea en Venezuela se convirtió en "No libre" en 2017. La libertad en la internet en Venezuela se deterioró en todos los frentes en 2017: los usuarios contendieron con la disminución del acceso a internet, una mayor censura de contenido crítico y violaciones de los derechos de los usuarios. En medio de las protestas generalizadas contra el gobierno, los reporteros en línea enfrentaron brutales intentos de frustrar su cobertura de los eventos, incluyendo detenciones arbitrarias, amenazas y ataques físicos por parte de las fuerzas de seguridad del estado y grupos progubernamentales. Los sitios que proporcionaron cobertura en vivo de las protestas fueron bloqueados, y los ataques técnicos se enfocaron agresivamente en los medios de comunicación y las organizaciones de derechos humanos.
  • Las prácticas de vigilancia ilegal en México llamaron la atención debido a una serie de investigaciones que revelaron que el spyware del gobierno atacaba de manera abusiva a las personas involucradas en la investigación de la corrupción y los abusos contra los derechos humanos.
  • Los esfuerzos para manipular las discusiones y atacar las voces críticas en línea aumentaron. La actividad de las redes sociales aumentó durante la campaña de las elecciones presidenciales en Ecuador, pero algunas cuentas de medios sociales pertenecientes a políticos, periodistas y activistas de la oposición fueron pirateadas y utilizadas para difundir la desinformación.

Para ver el informe, consulte www.freedomonthenet.org.

Freedom House is an independent watchdog organization that supports democratic change, monitors the status of freedom around the world, and advocates for democracy and human rights.

Join us on Facebook and Twitter (freedomhousedc). Stay up to date with Freedom House’s latest news and events by signing up for our newsletter and our blog.